Iglesia Anglicana

La Iglesia Anglicana de Todos los Santos se encuentra dentro del Parque Taoro y es un vestigio más de la importante colonia inglesa que en el siglo XIX se instaló en esta zona de la ciudad. El estilo de la edificación es neogótico inglés. La primera piedra de la iglesia fue colocada hace poco más de un siglo, el 7 de mayo de 1890, por la viuda de Mr. Charles Spencer. El primer diseñador de la obra fue el arquitecto inglés Mr. Franey, pero sería finalmente Mr. Walter F. Woods quien firmaría los planos. Su planta, materiales de construcción y decoración, de estilo neogótico con reminiscencias anglosajonas e irlandesas, constituían un pedazo de Gran Bretaña transplantado a ultramar. Su historicismo entra de lleno en los revitalismos victorianos, formas ajenas a nuestra tradición arquitectónica. La iglesia se construyó con dinero donado por visitantes extranjeros y británicos residentes, importe que ascendió a algo más de dos mil libras esterlinas. El órgano, el púlpito, las baldosas del pavimento, las ventanas de cristal pintadas, la pila bautismal y la baranda del altar fueron donaciones privadas. Por su parte, la casa parroquial y el retablo fueron regalos de la madre de Mr. Boreham y otros miembros de su familia. En 1964 la Iglesia Anglicana pasó a depender de la diócesis de Gibraltar.

Iglesia Anglicana